Presentación del libro: "Consuelo Álvarez, telegrafista, periodista y defensora de los derechos de la mujer"

08.03.2017

La ETSIT ha celebrado el Día Internacional de la Mujer con la presentación del libro “Consuelo Álvarez, Violeta (Telegrafista, Periodista y Defensora de los derechos de la mujer)” escrito por Victoria Crespo, directora del Museo Postal y Telegráfico.

El acto, organizado por Fundetel y la Asociación de Amigos del Telégrafo, contó con la asistencia de varios de los familiares de la protagonista del libro que este año cumple los 150 de su nacimiento.

El director de la ETSI de Telecomunicación, Félix Pérez, autor del prólogo, dirigió unas palabras a los asistentes desde Méjico donde se encuentra visitando universidades de aquél país. A continuación el presidente de la Asociación de Amigos del Telégrafo Vicente Rubio resaltó la labor de la autora de la obra y agradeció a Fundetel su publicación.

Por su parte, Vicente Ortega, presidente de la Comisión Delegada de Fundetel, se refirió a Consuelo Alvarez como defensora de una Escuela Superior de Telegrafía que con el tiempo llegaría a ser la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación, agradeció a Victoria Crespo su libro y el trabajo que había realizado para darnos a conocer a una gran mujer. 

Victoria Crespo, la autora del libro, explicó el arduo trabajo de investigación que supuso escribir un libro sobre Consuelo Álvarez, Violeta, una mujer olvidada y silenciada, a pesar de haber pertenecido a la primera generación de mujeres contratadas por la Administración en 1885, y de ser la impulsora de la creación de la Escuela Superior de Telegrafía, que dio origen a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación.

Además, Consuelo Álvarez, Violeta fue pionera del periodismo español, perteneciente a la generación femenina del 98 y una luchadora incansable en la defensa de los derechos de la mujer, que pensaba que la misión de la prensa no consistía, únicamente, en dar a conocer los sucesos más sobresalientes que ocurren en cada país, sino que su finalidad debía ser educativa, instructiva, moralizadora y revolucionaria.

Victoria agradeció a los familiares de Consuelo Álvarez, nietos, biznietos y tataranietos, que estaban en la sala toda la ayuda recibida para hacer el libro y dedicó unas palabras emotivas al desaparecido Sebastián Olivé “que fue el que me animó –dijo- a conocer y escribir sobre Consuelo”.

En el transcurso del acto Vicente Ortega recibió la insignia del Cuerpo de Telégrafos concedida por la Asociación de Amigos del Telégrafo en agradecimiento a la ayuda que siempre ha prestado a esta Asociación y al Cuerpo de Telégrafos en general.