El ingeniero de telecomunicación, un perfil que escasea

13.12.2017

El salario medio de los ingenieros de Telecomunicación es de 52.711 euros brutos al año, casi el doble que la media nacional, según el informe Presente y futuro del Ingeniero de Telecomunicación, elaborado conjuntamente por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), la Asociación Española de Ingenieros de Telecomunicación y la consultora IDC.

El estudio se ha realizado a nivel nacional entre el 16 de mayo y el 3 de julio de 2017.  El  cuestionario  se  distribuyó de  forma  online  y  alcanzó  una  muestra  representativa de 2.040 encuestados. El diseño y la configuración de la misma se realizó en base a criterios de segmentación básicos: género, edad, Comunidad Autónoma y colegiación/asociación al COIT/AEIT.

La información del acto de presentación del citado informe publicada en el periódico Cinco Días, añade que el paro entre estos profesionales es casi testimonial, y cada vez son más reclamados. Pero, pese a todo, faltan ingenieros de telecomunicación.

“La tasa de desempleo es de un 3%, prácticamente estructural”, recordó, durante la presentación del citado estudio hace unos días en Madrid, la representante del COIT María Nuño, quien también indicó que el emprendimiento está creciendo entre los ingenieros de telecomunicación, pues la mayoría de las startups están ligadas al mundo tecnológico. Por si fuera poco, solo el 0,2% de estos profesionales se encuentra en desempleo o buscando su primer trabajo, mientras que el salario medio bruto de los becarios que estudian esta carrera es de 12.000 euros, como recordó Nuño, que también recordó que aún existen prácticas no remuneradas.

Esta escasez explica que España esté a la cola digitalización, como defendió la ingeniera Amalia Fontán, aludiendo a un informe de Accenture, algo que “no nos permite crecer”. En este sentido, el director general de Investigación e Innovación de la Comunidad de Madrid, Alejandro Arranz, sentenció que, mientras que “España es un país puntero en investigación, en innovación queda mucho por hacer”. El directivo hizo hincapié en que la primera debería impulsar a la segunda y propuso la ingeniería como uno de sus motores. Para la presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Telecomunicación, Mónica Ortega, la escasez de este perfil se debe a que “nos falla el marketing, deberíamos vendernos mejor”.

Presencia de mujeres en la profesión 

Otra de las tareas pendientes en la profesión, y que podría resultar una solución para su escasez, es la presencia de mujeres. Solo el 25% de los estudiantes de este grado lo son, un dato en línea con lo que ocurre en otras ingenierías, pero no por ello menos preocupante. “El problema no parte de la universidad, sino de mucho antes. En los catálogos de juguetes, los chicos aparecen jugando con cosas más técnicas, mientras que las chicas lo hacen con productos como cocinitas o muñecas”, criticó Ortega, a la vez que alabó la gran presencia femenina en la presentación del mencionado documento, tanto por parte de los ponentes como entre los asistentes.

Aunque los ingenieros de telecomunicación son perfiles que gozan de sueldos altos, aún hay una reseñable brecha salarial entre ambos sexos. Según el citado informe, los hombres ingresan, de media, unos 54.862 euros brutos al año, mientras que la retribución media de las mujeres es de 42.415 euros anuales brutos. Una diferencia que está decreciendo, pero que Ortega achacó a que “los hombres suelen disfrutar de puestos con mayor responsabilidad, donde el salario es más alto”. El decano del COIT, Eugenio Fontán, afirmó que esto se debe a que “las mujeres, que suelen tener perfiles académicos brillantes, buscan las estabilidad que proporcionan carreras como medicina o unas oposiciones”. Sin embargo, también animó a las jóvenes a decantarse por la ingeniería de telecomunicaciones, ya que “al tener un paro tan bajo, les ofrece grandes oportunidades”.

Por otra parte, la representante de IDC Laura Castillo hizo hincapié en que hoy en día, las empresas demandan perfiles multidisciplinares, “que además de ser técnicos, tengan conocimientos de gestión”. Los ingenieros de telecomunicación trabajan en un entorno cambiante, por ello, uno de los grandes problemas es combinar que se incorporen rápidamente al mercado laboral con seguir formándose. Como se recoge en Presente y futuro del ingeniero de telecomunicación, solo el 68% de los universitarios acaba cursando el máster habilitante. “Luchamos contra el éxito de nuestra profesión. Los graduados prefieren incorporarse a una empresa y empezar a ganar dinero antes que continuar estudiando”, declaró preocupado el director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI, Mariano Ventosa, para quien continuar los estudios debería verse como una inversión, pues “cuánto más formados estén, más dinero acabarán ganando”.

En este sentido, el coordinador de captación de talento de Indra, Javier Berriatua, sugirió que las empresas deberían proporcionar más flexibilidad, “por ejemplo, posibilitando incorporarse a la compañía mientras se realiza el máster”. Una cuestión que afecta especialmente a los millenials, “porque son muy inquietos y quieren ver las aplicaciones prácticas de su carrera enseguida”, explicó Berriatua. Por su parte, la responsable de recursos humanos de Ericsson, Violeta Elvira, destacó que los ingenieros de telecomunicación son perfiles muy exigentes porque hay pocos y “estamos todas las compañías compitiendo por el mismo talento”.

Conclusiones del informe

La situación socio-profesional de los titulados en Ingeniería de Telecomunicación ha mejorado considerablemente durante los últimos cinco años. A continuación, se recogen algunos de los puntos que ponen de manifiesto este hecho:

• Mejora  ligeramente  la  paridad  laboral,  pasando  del 15,4%  al  17,2%  el número de mujeres Ingenieras de Telecomunicación.

• Se reduce casi a la mitad la tasa del paro, disminuyendo del 7,6% al 4,1%, lo cual supone una tasa natural de desempleo.

• Mejora el sueldo medio un 7,1%.

• Se produce un ligero aumento del autoempleo y el emprendimiento, en un punto porcentual.

• Mejora  la  conciliación  laboral,  reduciéndose  del  87,4%  al  58,8%  el número de personas que trabajan más de 40 horas semanales.

• Aumenta el nivel de satisfacción, sobre todo en lo relativo al contenido y condiciones del trabajo, valorado con un 8,75, frente al 7,4 de 2012.

• En  el  sector  Teleco  trabaja  el  50,2%  Ingenieros  de Telecomunicación, seguido del sector educación y el sector industrial que el que más ha crecido en los últimos años con 11,1% frente al 4,7% de 2012.

https://www.coit.es/informes/informe-socioprofesional-coitaeit-mapa-del-titulado-de-ingenieria-de-telecomunicacion/mapa