“Trabajamos con más urgencia que nunca”: el día a día de los profesionales de Ingeniería Biomédica durante la crisis del COVID-19

22.05.2020

El mantenimiento de los equipos que apoyan la actividad sanitaria durante esta crisis del COVID-19, así como la adecuación de nuevas infraestructuras encaminadas a atender el pico de demanda de pacientes infectados con este virus, son algunas de las actividades clave para evitar el colapso del sistema sanitario en las que intervienen los profesionales de Ingeniería Biomédica.

El soporte de los servicios técnicos en hospitales y centros de investigación es muy necesario para garantizar la disponibilidad de medios requeridos en la lucha contra el coronavirus. Estos servicios son responsables de la gestión de instalaciones, mantenimientos y averías de, entre otros, los equipos de monitorización y respiradores en Unidades de Cuidados Intensivos, los equipos de tomografía computarizada y radiografía y los equipos de microbiología, encargados de realizar las famosas pruebas PCR.

Esta técnica PCR se realizan con equipos especializados denominados extractores de ADN/ARN, muy presentes de forma cotidiana en laboratorios de microbiología, anatomía patológica y bioquímica de todos los hospitales. A día de hoy, la mayoría de los extractores de ADN/ARN que hay en los hospitales, están dedicados 100% a hacer test PCR de coronavirus. Por ello, la carga de trabajo a la que se ven sometidos estos equipos es más alta de lo normal; trabajando en algunos casos las 24h del día en el análisis de muestras.

Es aquí donde entra en juego el papel tan importante que tienen ahora mismo muchos Ingenieros Biomédicos, que trabajan sin descanso en solucionar los problemas asociados a esta alta demanda de test PCR. “Muchos equipos se utilizan día y noche, sin descanso, por lo que el número de averías ha crecido considerablemente durante esta crisis del coronavirus”, nos comenta una Ingeniera Biomédica egresada de la ETSIT-UPM, que forma parte del servicio técnico de una empresa líder en el sector del diagnóstico in vitro.

Cuando le preguntamos por cómo se vive desde dentro esta situación sanitaria sin precedentes en la historia, la respuesta es clara: “Al principio el personal de los laboratorios estaba muy nervioso; la presión era máxima y la situación totalmente desconocida. Sin embargo, en las últimas semanas se respira un ambiente más relajado, los protocolos de actuación están más claros, y se ha reforzado personal”.

Sobre el rol concreto de los Ingenieros Biomédicos en esta crisis, la egresada de la ETSIT nos explica: “En cuanto a nosotros, los ingenieros que vamos a instalar o arreglar estos equipos que hacen PCR, trabajamos con más urgencia que nunca. Hay que tener en cuenta que el tiempo que un equipo de microbiología esté parado, se traduce en tests PCR que no se pueden hacer. Es mucha responsabilidad”.

Por último, esta ingeniera nos cuenta en qué ha cambiado su día a día en el trabajo desde que comenzó el estado de alarma: “Lo más significativo en esta nueva rutina de trabajo, son todas las medidas de protección que hay que tomar para poder entrar en estos laboratorios. Es obligatorio usar mascarillas FPP2, batas, gafas, y doble guante, llegando incluso a utilizar buzos, gorros y protectores de zapatos en los laboratorios con mayor riesgo”, explica. “Además, moverse fuera de casa y dentro de los propios hospitales se ha convertido en una verdadera odisea. Necesitamos autorizaciones tanto para circular por Madrid por los posibles controles policiales que pueda haber, como para entrar a los hospitales y a los laboratorios de microbiología”, concluye nuestra antigua alumna de la ETSIT-UPM.

Para saber más: ¿Qué es una PCR?

La PCR (“Reacción en Cadena de la Polimerasa”), es una técnica de diagnóstico que permite detectar y amplificar un fragmento del material genético de un patógeno. En el caso concreto del coronavirus, las pruebas PCR permiten identificar y amplificar un fragmento del ARN viral del SARS-CoV-2 en personas infectadas, a partir de una muestra respiratoria de las mismas. Es decir, si la técnica de PCR no detecta el material genético del virus, la persona no estaría infectada, y si por el contrario se aísla ARN viral, tendríamos un caso positivo en COVID-19.