ETSIT  ¦ Escuela  ¦ Unidades administrativas y servicios  ¦ Biblioteca  ¦ Conócenos  ¦ Actividades de la Biblioteca  ¦ 2020-Ing Telecom  ¦ Fechas clave  ¦  1956 La televisión en España

1956, la televisión en España

Familia delante de un televisor

El 28 de octubre de 1956 comenzaron oficialmente las emisiones regulares de televisión en España, a través de la única cadena existente, TVE. La primera emisión desde los estudios del Paseo de la Habana en Madrid consistió en la retrasmisión de una misa, unos discursos oficiales, la exhibición de dos entregas del NO-DO, unos reportajes filmados y las actuaciones de unas orquestas y de los ‘Coros y Danzas falangistas’

Durante varios años TVE fue una televisión local con ámbito de cobertura limitado exclusivamente a la ciudad de Madrid. No es hasta 1959 cuando, coincidiendo con un partido de fútbol Real Madrid - F.C. Barcelona, se estrena el servicio en las ciudades de Barcelona y Zaragoza, y más tarde ese mismo año, en ‘las dos castillas’, en 1960 en Valencia y Bilbao, en 1961 en  Galicia y Sevilla y en 1964 en Canarias.

Los televisores eran un producto de lujo, carísimo, que había que importar, puesto que no se produjeron en España hasta 1959. Se calcula que a comienzos de la década de los años sesenta, en todo el país sólo unas cincuenta mil familias poseen uno. Sin embargo, en diez años el panorama es otro: ya hay unos tres millones y medio de aparatos que equivalen al 40% de los hogares del país, con grandes desniveles de penetración que van desde el 75-80% de las ciudades al escaso 25% de la España rural.

Pero el número de aparatos no se corresponde exactamente con la cantidad de televidentes que cada televisor acoge. En esos años el consumo de televisión no es sólo familiar, sino relativamente público si consideramos la práctica extendida en las ciudades de los primeros años sesenta, de ver programas en la casa de familiares y amigos o, ya en la segunda mitad de la década, el consumo en bares o en la red de teleclubs en las zonas rurales.

En la segunda mitad de la década de los años sesenta, cuando los españoles han legitimado a la televisión como su principal forma de ocio, TVE vive su particular edad de oro.  Puede decirse que ésta se inicia con la inauguración de los estudios de Prado del Rey en 1964, y continúa con la puesta en marcha de la oferta complementaria de TVE 2 (conocida popularmente “el UHF”). Esta segunda se concibe como una cadena pensada para las audiencias culturalmente más exigentes; por su parte, la primera será la cadena de los programas más populares. Al no haber competencia, las audiencias de algunos programas son gigantescas, llegando a acaparar los temas de conversación al día siguiente de su emisión. Todo el mundo ve y habla sobre las series (Bonanza, Los Intocables, El Santo, Los vengadores, Misión Imposible Los Picapiedras, El fugitivo, etc.), programas de variedades (Salto a la fama o Galas del sábado), concursos (Un millón para el mejor o en los primeros años setenta el célebre Un, dos, tres... responda otra vez). Y cómo olvidar el mítico Estudio 1.

 

Fuente: http://recursostic.educacion.es/comunicacion/media/web/accesibilidad.php?c=&inc=television&blk=1&pag=1

 

Volver