Cooke - Wheatstone, dos inventores un mismo destino


William Fothergill Cooke, nació en Ealing en 1806. Educado en la Universidad de Durham y Edimburgo, se uniría al ejército indio durante cinco años Luego reanudaría sus estudios en París y Heidelberg, donde vio la demostración del telégrafo eléctrico del profesor Moncke. A su regreso a Inglaterra inició experimentos sobre su aplicación a sistemas de alarma y señalización ferroviaria. Carente de conocimientos eléctricos y cuando casi había renunciado a sus ideas sobre el telégrafo, conoce a Charles Wheatstone, quién acumulaba la habilidad y los conocimientos científicos necesarios.

Fruto de su asociación obtuvieron una patente conjunta en mayo de 1837 para un sistema de alarma. Cooke persuadió a la London and Birmingham Railway Company y a la Great Western Railway de que aprobaran experimentos junto con sus líneas y él y Wheatstone desarrollaron aún más su telégrafo, Wheatstone proporcionó la experiencia técnica y Cooke la destreza comercial y el conocimiento práctico.

La delicada cuestión de la prioridad de la invención llegó a dominar su relación y una vez zanjada, fue retomada de nuevo en 1845 y en 1846 Cooke formó la Electric Telegraph Company, que compró ambas patentes. Murió el 25 de junio de 1879 en Farnham, Surrey.