Premios de Investigación de la UPM

17.02.2009

Los profesores de la ETSIT, Carlos Algora (Instituto de Energía Solar) y Carlos Rivera (Instituto de Sistemas Optoeléctricos y Microtecnología) han obtenido los Premios de Investigación y Proyección Investigadora, respectivamente, que concede anualmente la UPM.

Carlos Algora en el laboratorio del IES.

Carlos Rivera trabaja en el ISOM.

Los dos son profesores de la ETSIT, dedican buena parte de su tiempo a la investigación, y por sus resultados tienen un reconocimiento nacional e internacional en continua proyección. Su trayectoria profesional está llena de importantes logros y avances en sus respectivos campos y, salvando las naturales diferencias de edad, que conceden un mayor recorrido profesional a Carlos Algora, en ambos casos encontramos paralelismos que nos llevan a la conclusión de que estamos ante dos claros ejemplos de la madurez investigadora de la UPM.

¿Que representa en vuestra trayectoria profesional el premio recibido?

Carlos Algora. Tiene una doble vertiente. Por un lado, es el reconocimiento de la trayectoria profesional, que siempre agrada. Y por otro, es un reclamo para llamar la atención y abrir puertas a nuevos proyectos e ideas relacionados con mi línea principal de investigación: la electricidad solar fotovoltaica.

Carlos Rivera. Creo que es bueno que se recompense el esfuerzo y el talento porque es algo que necesita mucho nuestra sociedad actual y, por desgracia, no siempre se valora. El premio es un reconocimiento a mi actividad investigadora y un estímulo para seguir trabajando como hasta ahora.

¿En qué proyecto estáis trabajando en la actualidad?

C.Algora. En células solares de simiconductores III-V. Acabamos de obtener la mayor eficiencia del mundo con células solares de doble unión, y ahora estamos desarrollando células solares de triple unión con las que queremos superar, por primera vez en el mundo, el 41% de eficiencia a 1000 soles. Trabajando a concentraciones luminosas de 1000 soles o más, se podría generar electricidad fotovoltaica a casi la mitad del coste actual de la electricidad en España. La electricidad fotovoltaica se convertiría en la fuente más barata de electricidad.

C.Rivera. En un gran proyecto europeo relacionado con la aplicación industrial y el desarrollo de transistores de alta movilidad electrónica basados en heteroestructuras de AIGaN/GaN. Este tipo de transistores es candidato a formar parte de muchos sistemas de radiofrecuencia, tanto en comunicaciones inalámbricas o por satélite, como en difusión de TV. La aplicación de esta tecnología permitirá reducir el coste y el tamaño de las antenas, y por tanto, también el de los terminales. También continúo con mi investigación en optoelectrónica centrada en la mejora de las prestaciones y la aportación de nuevas funcionalidades en fotodetectores que podrían formar parte de sistemas de visión computerizada, detección de incendios, astronomía, biomedicina, etc.

¿Qué salud tiene la investigación en nuestra universidad? ¿En qué nivel estamos respecto al resto?

C.Algora. Mi labor investigadora la desarrollo a través del IES, un centro de referencia mundial en energía solar fotovoltaica y que ha realizado aportaciones teóricas y experimentales únicas en su género. La ETSIT es reconocida a nivel nacional como referencia en la enseñanza de energía solar, dado que es de los pocos centros oficiales que imparte asignaturas relacionadas con la energía solar.

C.Rivera. La ETSIT está muy bien situada dentro del I+D español, basta con mirar sus datos de producción científica y el número de proyectos. Sin embargo, si nos comparamos con los centros extranjeros de prestigio todavía queda mucho camino por recorrer. El problema está en que fallan los medios de apoyo, la posibilidad de financiación estable para personal y, en general, todavía existen una gran cantidad de trabas burocráticas.

Sois profesores e investigadores, ¿investigación o docencia? ¿Son compatibles ambas tareas?

C.Algora. Las dos cogidas de la mano. Impartir docencia sobre aspectos en los que se investiga permite un dominio del tema en profundidad, y eso el alumno lo nota y lo agradece. Por otro lado, el tener que organizar contenidos investigadores para darles forma de una asignatura requiere de una reflexión y de una perspectiva general que complementa la pura actividad investigadora.

C.Rivera. La investigación me motiva más porque es una tarea más creativa. En este trabajo se pueden proponer y desarrollar nuevas ideas que pueden llegar a plasmarse en avances significativos para la sociedad. Docencia e investigación no son incompatibles. De hecho, es fundamental la transmisión de conocimientos adquiridos mediante la investigación.

El problema de la investigación en nuestro país es que suele ir asociada a una situación de precariedad muy grande, lo que dificulta el mantenimiento de los logros conseguidos, puntualiza Carlos Rivera.

¿Qué proyecto te gustaría desarrollar en el futuro?

C. Algora. Me gustaría hacer dos cosas. Por un lado, realizar la transferencia de la tecnología que estamos desarrollando a empresas que se ubicaran en España y ver que el trabajo de muchos años tiene una utilidad social. Por otro lado, quiero continuar investigando en células solares de muy alta eficiencia, bien con más uniones o bien fabricadas sobre sustratos mucho más baratos que el silicio, pero sobre el cual, el crecimiento de semiconductores III-V presenta numerosos problemas que aún no se han resuelto.

C. Rivera. La verdad es que muchos. Tengo menos tiempo que ideas y, además, es necesario tener una mínima estabilidad para poder desarrollar I+D de calidad. Por ejemplo, sería interesante trabajar en computación y comunicaciones cuánticas. La computación cuántica es el paradigma de una nueva tecnología que estará al servicio de las tecnologías de la información y las comunicaciones en un futuro ya no tan lejano. De hecho, posiblemente el ingeniero de telecomunicación del futuro tendrá que lidiar con todos estos aspectos. 

Por último, me gustaría reseñar que la Universidad debería velar por mantener e incluso mejorar la calidad de su personal y egresados frente al oportunismo coyuntural que supone, por un lado, el proceso de cambio interpuesto externamente por la transformación de las enseñanzas europeas y, por otro, los intereses de unos pocos en mantener su cota de poder, dado el compromiso que tiene frente a la sociedad como pilar básico del tejido industrial y de investigación del país.

Enhorabuena a ambos.

Enlace:  www2.upm.es/portal/site/institucional/menuitem.fa77d63875fa4490b99bfa04dffb46a8/